123

  • SNI sostiene que este régimen debe seguir siendo promocionado para impulsar el comercio exterior y contribuir a la generación del empleo formal.

Lima, jueves 23 de noviembre del 2017. La implementación del régimen laboral de exportación no tradicional creó a la fecha más de 85 mil puestos de trabajo formales, lo cual representa el 17% del empleo formal generado por la industria peruana, señaló la Sociedad Nacional de Industrias (SNI).

El gremio industrial indicó que desde la creación del régimen laboral de exportación no tradicional, en 1979, el envío de mayor valor agregado al exterior creció 7,2% anual. A ello, agregó, que contribuyó un régimen laboral exportador competitivo, de apertura a la economía peruana, suscrito a tratados de libre comercio con los principales países del mundo, entre otras condiciones.

“El régimen laboral de exportación no tradicional propició el crecimiento de la exportación del mismo nombre, generadora de valor agregado y que es intensiva en mano de obra”, sostuvo la SNI.

La entidad gremial expresó que el régimen laboral de exportación no tradicional permite a las empresas exportadoras de rubros como textiles o agroindustria, contratar de manera temporal e indefinida a trabajadores; en función a los pedidos u órdenes de compra que tengan del exterior.

La SNI explicó que estas características de contratación son las empleadas en todos los países del mundo, con la finalidad de competir en el mercado internacional. Una variación de estas condiciones crearía escenarios en los que se perdería una importante cantidad de estos empleos.

Hay que considerar que los puestos de trabajo generados bajo este régimen acceden a todos los derechos y beneficios laborales que la ley peruana considera: 2 gratificaciones al año, 30 días de vacaciones anuales, 1,17 sueldos por CTS, acceso a la seguridad social, participación en las utilidades de las empresas, licencia pre y post natal, asignación familiar, entre otros beneficios.

La institución señaló que en un contexto que apunta a disminuir el 73% de informalidad laboral en el país, el aporte del régimen laboral de exportación no tradicional se convierte en una herramienta importante para la creación de empleo formal.

Impacto en las agroexportaciones

La SNI precisó que a la fecha, los empleos formales creados bajo el régimen laboral agrario fueron más de 320 mil, siendo este exitoso resultado una evidencia de que este régimen laboral no sólo provocó un ‘boom’ en las agroexportaciones, sino que promovió la generación de empleo formal en un sector donde tradicionalmente la informalidad era la regla. Además, destacó el aporte social que ello trajo a una parte de la población, que se encontraba en condición de pobreza, sin acceso a salud, jubilación, ni beneficios de ley.

” La SNI insiste que el país requiere contar con un régimen laboral competitivo como lo hacen más de 105 países en el mundo”, finalizó la entidad industrial.