• Gremio industrial advierte desabastecimiento y encarecimiento de productos de primera necesidad y pérdida de empleos formales, por lo que el Ejecutivo debe reconsiderar medida.
  • Norma no considera a otras modalidades de transporte que son las que generan tráfico, congestión y accidentes.

Lima, martes 06 de febrero del 2018.-La Sociedad Nacional de Industrias (SNI) alertó que la disposición del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), que restringe la circulación de vehículos de carga pesada durante tres semanas en la carretera Panamericana Sur, tendrá un costo negativo total para el país de S/ 70 millones en febrero, por efecto de mayores costos logísticos que reducirán la competitividad nacional, lo que también afectará, principalmente, a la economía familiar por un posible encarecimiento y desabastecimiento parcial de los productos de primera necesidad.

La SNI expresó que la Resolución Directoral N° 549-2018 del MTC, que restringe desde el 9 hasta el 25 de febrero (viernes, sábado y domingo: 21 horas semanales) la circulación de vehículos de más de 3.5 toneladas, en el tramo que va desde el kilómetro 10 (Puente Atocongo) hasta el 57 (Puente Pucusana), limita el desplazamiento de camiones hacia Lima y Callao, y perjudica a actividades como la industria, comercio y construcción, que tendrán dificultades para el embarque y desembarque de los productos; carga y descarga en las fábricas; y en el despacho, distribución y comercio de las mercancías.

La disposición del MTC señala como su principal sustento para la restricción, los continuos accidentes de tránsito en los primeros 120 kilómetros de la carretera Panamericana Sur, sin embargo, la norma no considera a otras modalidades de transporte que son las que afectan directamente en el problema del tráfico, la congestión y los accidentes, lo que impacta en sectores productivos que dinamizan la economía y generan empleo formal.

“Esta medida es ineficaz, pues ocasionará una mayor congestión vehicular que afectará a peatones y conductores en los horarios libres de la restricción y en los accesos de la vía restringida; adicional a que elevará los costos logísticos de las actividades productivas, generando desabastecimiento y presionando al alza los precios al consumidor”, enfatizó la entidad industrial.

Indicó, además el gremio, que la disposición se aplica a una modalidad de transporte que solo representa al 6% del parque vehicular, pero que explica más del 90% del transporte de carga, lo que a su vez demandará de mayores inversiones para la circulación de las mercancías”, anotó la institución, la cual lamentó que la restricción no cuente con un estudio técnico previo que justifique su aplicación; y que su implementación se realice sin una pre-publicación (o preaviso) y/o un plazo mínimo para la adecuación de la cadena logística (8 días).

Debido a esta situación que no solo amenaza con afectar la economía familiar por el encarecimiento de productos, sino también porque se pondrá en riesgo empleos formales, la SNI invoca al Ejecutivo a suspender esta medida, y reafirma su disposición a aportar con propuestas técnicas que conlleven a solucionar el problema del tráfico y la congestión, pero sin perjudicar al ciudadano y la economía nacional.