Hace algunas semanas, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, presentó formalmente el Plan Nacional Estratégico Exportador PENX 2015-2025, documento que tiene entre sus principales objetivos, la internacionalización de las empresas peruanas -especialmente de las pymes-, la diversificación de la oferta exportable de bienes y servicios y de los mercados de destino.

El PENX representa la continuidad de una política de Estado que comenzó hace más de 10 años (2003) y que ha funcionado exitosamente logrando cuadruplicar las exportaciones no tradicionales (XNT), creciendo anualmente más de 14 por ciento. Durante su desarrollo se firmaron 17 Tratados de Libre Comercio (TLC) con las principales economías del mundo.

Ello constituye un ejemplo de lo que se debe hacer en el Perú ya que al ser política de Estado y haber sido continuada por varios gobiernos con participación del sector privado, se han logrado los éxitos ya mencionados.

El nuevo PENX mantiene la misma línea y define adecuadamente los objetivos hasta el 2025. Cabe resaltar que se debe reforzar el trabajo de prospectiva, ya que la coyuntura externa y las condiciones del mercado van a ser muy cambiantes en los próximos años por lo que es necesario conocer con tiempo las oportunidades que se van a estar generando para el Perú.

También es muy importante que el PENX esté alineado con el Plan Nacional de Diversificación Productiva (PNDP), ya que ambos, como políticas de Estado, deben complementarse para que los programas o actividades que se tracen no dupliquen las funciones ya asignadas.

Cada ministerio tiene un rol que cumplir, si hacemos un paralelo con la industria y el sector privado, Mincetur es la Gerencia Comercial, Produce la gerencia de Producción, y el Ministerio de Relaciones Exteriores, la gerencia de Relaciones Institucionales. Es fundamental que todos trabajen de manera conjunta para lograr los resultados que buscamos como país.

La SNI, se encuentra identificada con las líneas de acción y programas planteados. No obstante, queremos aportar en la mejora del documento y afinar su contenido, por lo que consideramos que se debe dar más énfasis a las exportaciones de manufactura no primaria, por ser esta, la que mayor valor agregado aporta y más empleo de calidad genera.

En este sentido hemos propuesto que se aumente la importancia y los objetivos de exportaciones con contenido tecnológico y que se considere de manera más específica y explicita, el impulso de sectores como textiles, confecciones, plásticos, alimentos y metalmecánica.

En cuanto a los cuatro pilares que sustentan este instrumento, el segundo, referido a la Internacionalización de empresas, es un pilar innovador en el Perú, ya que no solo busca aumentar las exportaciones sino también que las empresas peruanas empiecen a abrir sucursales en el mundo y que luego las utilidades generadas regresen al Perú para nuevas inversiones. Esto implica la necesidad de revisar la política sobre doble tributación en el país lo cual creemos es una acción fundamental y muy positiva.

Estamos seguros que el PENX 2025 generará los mismos buenos resultados que ha logrado el plan anterior. Para ello solo es necesario repetir el trabajo conjunto de los sectores público y privado garantizando su continuidad.

De esta manera, volveremos a cumplir los objetivos trazados, mejorando la competitividad de nuestro sector exportador, elevando a la vez la participación peruana en los mercados externos y retomaremos la senda del crecimiento económico de los años recientes.