• Se trata de más de 100 medidas orientadas a elevar la productividad, mejorar el marco regulatorio y fortalecer la calidad institucional del país.

Lima, 1 de setiembre de 2016.- La Sociedad Nacional de Industrias (SNI) presentó el documento “Perú al 2021: Aportes para el Desarrollo Nacional e Industrial”, que reúne más de 100 medidas de carácter técnico que apuntan a mejorar la competitividad del país. El texto fue recientemente entregado al presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala.

Al respecto, el presidente de la SNI, Andreas von Wedemeyer, afirmó que el gremio industrial confía en que el Gobierno implemente estas políticas que buscan enrumbar al Perú hacia el desarrollo económico y social, generando más oportunidades para los peruanos.

En el documento “Perú al 2021: Aportes para el Desarrollo Nacional e Institucional”, la SNI plantea que para alcanzar el desarrollo se deben reducir las brechas estructurales que separan al Perú de los países desarrollados, los cuales se caracterizan por tener elevada productividad, regulaciones eficientes y fuerte institucionalidad. La propuesta del gremio, precisamente, se centra en estos tres ejes.

Entre las medidas para impulsar la productividad, la SNI plantea fomentar la capacitación laboral, la educación técnica y la formación dual; fomentar la innovación y transferencia tecnológica; reducir los costos logísticos; impulsar el Sistema Nacional de Parques Industriales con acceso urbano y servicios esenciales que requiere el ser competitivos empresarialmente y fortalecer la competencia con la consolidación del Sistema Nacional de Calidad.

Respecto a la regulación competitiva, el gremio industrial sugiere una reforma laboral. Hoy, el Perú no es un país desarrollado porque, entre otros factores, más del 70% del empleo es informal, lo cual perjudica a 11 millones de trabajadores. Sin embargo, según el titular de la SNI, el Perú puede convertirse en un país desarrollado en solo 15 años si la nueva administración ejecuta las reformas estructurales pendientes desde hace más de dos décadas.

Asimismo, propone simplificar el régimen tributario ampliando la cobertura del Régimen Especial a la Renta a las pymes; promoviendo la reinversión; eliminando trabas burocráticas; introduciendo regímenes de promoción de inversión con estándares internacionales y mejorando el sistema de producción de normativas, con la Oficina de Estudios Económicos en el Congreso.

En el ítem de calidad institucional se plantea, entre otras medidas, profundizar y acelerar la reforma de la administración pública; así como la de la administración de justicia, con un sistema predecible, eficaz y eficiente; mejorar de forma significativa la seguridad pública y consolidar la reforma de partidos políticos y del sistema electoral.

Importancia de la industria

La industria es un sector fundamental para el desarrollo del Perú, al generar valor agregado, innovación, encadenamiento productivo y empleo formal, como ocurre en las naciones desarrolladas. “La manufactura representa el 16.5% del PBI, dando el mayor aporte a la producción nacional, generando el 11% del empleo y el 15% de las exportaciones”, detalló el presidente de la SNI.

No obstante, resaltó que debido a factores externos y, sobre todo, internos, la industria manufacturera peruana afronta su tercer año consecutivo de recesión. “Por ello, es impostergable implementar medidas transversales y sectoriales que generen competitividad y formalidad”, enfatizó.

Condiciones para alcanzar el desarrollo

Von Wedemeyer declaró que es imperativo tomar medidas para el desarrollo. “De no hacerlo, se continuará con la desaceleración, la recesión manufacturera, y la reducción de competitividad, exportaciones y empleo formal”, advirtió. El gremio planteó cuatro metas al Bicentenario:

• Crear más de 1,5 millones de empleos formales en los próximos cinco años.

• Incrementar la competitividad, avanzando más de 15 puestos en el índice de competitividad global del WEF.

•Revertir la recesión manufacturera, retomando el crecimiento a tasas no menores al 5% anual entre 2016 y 2021.

• Fortalecer el proceso de diversificación productiva, con una industria manufacturera que represente el 18% del PBI, genere 2 millones de empleos industriales y exportaciones no tradicionales por US$ 15 mil millones al 2021.