VON WEDEMEYER 2

  • Se trata de propuestas que contribuirán a impulsar el crecimiento del país.

Lima, 15 de noviembre del 2016.- La Sociedad Nacional de Industrias (SNI) presentó un conjunto de cuatro propuestas económicas, a fin de que puedan ser consideradas por el Ejecutivo como parte de las facultades legislativas. El gremio señaló que si bien el primer paquete simplificador del Gobierno es positivo, aún necesita ser complementado con estas acciones para ayudar a simplificar, formalizar y reactivar la economía nacional.

El presidente de la SNI, Andreas von Wedemeyer, resaltó que estas medidas son importantes dada la actual coyuntura, caracterizada por la desaceleración de la economía global y nacional, con diversos sectores intensivos en empleo que registran retrocesos en su actividad productiva como la manufactura, que en el periodo enero-octubre de este año muestra un retroceso de 1.6%. En el 2014, la producción industrial disminuyó en 3,6%; en el 2015, en 1,7%; y en el periodo enero – setiembre del 2016 la caída es de 3,6%.

“No hay que olvidar que estamos en un proceso de desindustrialización (una caída de la producción de casi 7% en los últimos tres años), lo que está afectando a las empresas, al empleo y la competitividad del país. Por ello, se debe continuar con la agenda de reformas, ejecutando aquellas destinadas a colocar al Perú en posición competitiva para atraer inversiones y generar más empleo”, enfatizó Von Wedemeyer.

Por ello, la SNI propone las siguientes medidas: A) Inaplicar de forma general todas las barreras burocráticas declaradas ilegales o irracionales por la Comisión de Eliminación de Barreras Burocráticas del INDECOPI, tanto las ya identificadas al año 2016, como las que se identifiquen a futuro. B) Promover el uso racional y extendido de Silencio Administrativo Positivo, en todos los ámbitos de la administración pública.

C) Promover el crecimiento empresarial a través de la extensión del Régimen Especial de la Renta a toda micro, pequeña y mediana empresa, con criterios de gradualidad (venta anual hasta S/. 9 millones; costo fiscal: 0,2% PBI). D) Racionalizar los sistemas de fiscalización (tributaria, laboral, ambiental, municipal) con la aplicación de: i) Cuadrante inspectivo; ii) Criterio de Cosa Juzgada; iii) Límite de frecuencia de inspecciones por establecimiento; iv) Sustento técnico de las tablas de sanciones y no aplicación de multas si este sustento no existe; e v) Ingresos por multas direccionados hacia el Tesoro Público y no a la entidad fiscalizadora.

Asimismo, el gremio apuntó que una reforma que no hay que dejar de lado, es la laboral, donde tenemos al 70% de peruanos sin empleo formal, debido a la alta rigidez regulatoria. “Consideramos positivo los avances que se están dando en el Ministerio de Trabajo en el sentido de que se va a trabajar en la simplificación de los contratos temporales (…) Siendo el tema laboral un asunto de alcance social, nuestra idea es promover el dialogo social, para llegar a medidas que reduzcan significativamente el empleo informal y nos hagan más competitivos como país”, agregó.

La SNI sostuvo que si bien el país registró mejoras en su desempeño socioeconómico durante las últimas dos décadas, las brechas pendientes para que los peruanos vivamos en un país desarrollado son aún significativas. Entre ellas, una baja competitividad relativa a nuestros principales socios comerciales y a la OCDE y una elevada informalidad laboral, con el 73% de trabajadores sin acceso a derechos laborales (más de 11,5 millones de personas).

“En esta compleja coyuntura, la aplicación de reformas en el Perú no es una opción, sino una necesidad para generar competitividad, aumentar formalidad y retomar la senda del crecimiento y desarrollo”, señaló la SNI.