• País asiático cuenta con Zonas Económicas Especiales y subvenciona sus industrias exportadoras.
• India considera al Perú proveedor de materias primas para su industria.

Lima, miércoles 22 de marzo de 2017.- La Sociedad Nacional de Industrias (SNI) cree en el libre comercio pero la firma de un TLC entre Perú y la India no sería conveniente en las actuales condiciones, debido a que ese país otorga subvenciones directas e indirectas de US $ 40,000 millones (2.1% de su PBI) para sus sectores productivos exportadores, que producen principalmente los mismos bienes que se fabrica en nuestro país, lo que generaría una competencia desleal. Así lo alertó el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias, Andreas von Wedemeyer.

“No creemos en el proteccionismo. Los TLCs se negocian como un medio para diversificar destinos y oferta exportable de tal manera que ambos socios se beneficien por su grado de complementación, sobre todo si son países con gran diferencia de tamaño en sus economías como es el caso de la India”, aseveró el titular de la SNI.

En ese sentido sostuvo que las diferencias económicas entre la India y Perú son abismales pues su economía es 15 veces más grande que la nuestra, alcanzando los US$ 2 billones 458 mil millones versus 195 mil millones. Agregó que las exportaciones indias en promedio alcanzan los US$ 263,900 millones, mientras que las de Perú sólo superan los US$ 36,000 millones, lo que requiere especial estudio cuando se trata de pensar en un TLC entre ambos países.

“La capacidad instalada y productiva de la India le permitirá rápidamente ingresar al mercado peruano, con bienes que compiten directamente con la producción nacional, teniendo un enorme presupuesto que incentiva sus exportaciones, situación distinta al caso peruano, donde las empresas no cuentan con las mismas condiciones para competir en los grandes mercados del mundo como sus pares de la India”, manifestó el líder gremial.

Andreas von Wedemeyer, dijo que un ejemplo de estas políticas que nos ponen en desventaja lo refleja el programa “Make in India” que fomenta la inversión en su industria, así como las medidas antidumping. Entre los años 2012 y 2016, el país asiático aplicó 122 nuevas medidas antidumping, en tanto que en el mismo periodo el Perú solo colocó 2, lo que evidencia que debemos hacer más eficientes los desempeños de la Aduanas y el Indecopi para evitar el dumping y la subvaluación.

Asimismo, indicó que en el territorio hay 193 Zonas Económicas Especiales (ZEE) donde se privilegia el establecimiento de empresas mixtas o privadas, a las que se beneficia con exoneraciones del impuesto sobre la renta, el impuesto central sobre las ventas, el impuesto sobre los servicios y diversos impuestos estatales. Aclaró que la posición de la SNI, ya ha sido puesta en conocimiento de las altas instancias del Ejecutivo.

Las empresas peruanas no cuentan con ninguna de estas ventajas (que sí son dadas a las firmas de sus socios comerciales) lo que hace que al abrirles nuestro mercado las coloquen en situación de desventaja por enfrentar una competencia desigual.

“La apertura de mercados per se, debe beneficiar a todos los sectores exportadores. Saludamos que existan ramas que vengan creciendo en sus exportaciones, y en ese sentido la preocupación del Estado debería ser que más sectores, como el industrial recuperen la competitividad perdida para aprovechar los mercados ya abiertos por los TLCs, que no están siendo aprovechados en todo su potencial, y que bien podrían contribuir en la generación de mayor y mejor empleo en el país”, precisó el presidente de la SNI.

Afirmó además que la exportación de materias primas no necesita de acuerdos comerciales, ya que son commodities que se venden al margen de los TLCs. Añadió que si de importación de maquinarias se trata, desde hace muchos años, tenemos arancel cero para traer los bienes de capital que produce la India.

Von Wedemeyer destacó que la industria es un sector que tiene la posibilidad de crecer e impulsar a toda la cadena productiva, incluidas las pymes. Sin embargo, refirió que ello se dificulta más cada vez que abrimos mercados a productores de manufactura que compiten deslealmente con nuestra industria. “Si se busca atraer inversiones indias al Perú, esto se puede lograr rápidamente suscribiendo un acuerdo de promoción de inversiones”, explicó.

La India considera a nuestro país como un proveedor de materias primas para su industria, tal como lo anotan las conclusiones del Estudio de Factibilidad Conjunto TLC Perú – India: “Los artículos importados del Perú (…) son insumos necesarios en las etapas apropiadas de la cadena de valor, que incide en nuestro crecimiento económico y a la vez son útiles para la iniciativa Make in India, que incentiva tanto a las empresas multinacionales así como a las empresas nacionales a fabricar sus productos en la India”.

La SNI cree fervientemente en el libre comercio y en el comercio leal y reconoce las grandes oportunidades que los TLCs nos brindan, prueba de nuestro compromiso es que hemos dado apoyo constante a todas las negociaciones comerciales y acompañado estos procesos, muchas veces cómo únicos representantes del sector privado involucrados directamente en las rondas de negociación.