CLAUSURA_DE_EMPRESAS_DE_TRANSPORTE_07-07-15008A

  • La SNI sostuvo que combatir frontalmente la informalidad requiere reducir los costos de la formalidad y aumentar los costos de la informalidad. Para ello, señala, se debe flexibilizar y simplificar la regulación laboral.

Lima, 27 de junio de 2017.- De acuerdo con la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), el problema de la alta informalidad laboral que afecta al 72% de la PEA ocupada del país tiene como una de sus causas el alto costo de la formalidad, en contraste con lo barato que resulta ser informal, y gracias a una legislación laboral rígida y excluyente para la gran mayoría de peruanos.

“El Estado no está entendiendo que las empresas formales están limitadas para contratar trabajadores debido a los altos costos que para ello impone la actual legislación laboral, que no resulta eficiente para dinamizar el mercado laboral y además afecta la competitividad del sector formal. Con esto, estamos empujando a los jóvenes a la informalidad ya que resulta difícil encontrar trabajo en el sector formal”, señaló la SNI.

El gremio industrial explicó que una de las causas de la informalidad es el inadecuado sistema de fiscalización estatal concentrado solo en el sector formal que pasa por alto a empresas informales. “De las 1918 multas laborales consentidas aplicadas en el 2016, solo una (el 0.05%) fue impuesta a una empresa informal sin RUC; el resto (99.95%) de multas estuvieron dirigidas a empresas formales, registradas con RUC”, reveló.

La SNI señaló, además, que las inspecciones laborales en las mypes se efectúan solo sobre el 0.1% de estas empresas, 1,800 inspecciones al año en 1.7 millones de mypes (la mayoría de las cuales son informales). En tanto que, en empresas no MYPE las inspecciones son 3 veces al año por negocio (29 mil inspecciones por año para 11 mil empresas formales).

Fiscalización sesgada

La Sociedad Nacional de Industrias sostiene que para combatir la informalidad se debe flexibilizar y simplificar la actual regulación laboral, de forma que se incentive la creación de empleos formales. Y ello, precisó, pasa por reducir los costos de la formalidad y aumentar los costos de la informalidad.

“Tener una eficiente regulación laboral no implica tener más leyes, las cuales el sector formal ya cumple; sino, una mejor legislación, la cual facilite a los formales la contratación de trabajadores y les permita a estos gozar de los derechos y beneficios que de ninguna manera tendrían en el sector informal”, enfatizó el gremio.

El lamentable incendio en Las Malvinas, que dejó a dos personas desaparecidas, confirma una vez más la urgente necesidad de resolver el problema de la alta informalidad laboral. En Las Malvinas, las víctimas no figuraban en la Planilla Electrónica del Ministerio de Trabajo.

Además, laboraban en una empresa que está listada como contribuyente desde hace más de 10 años, cuyo giro en la realidad (comercio) era una actividad distinta a la registrada (actividad inmobiliaria); y que a la fecha, según información oficial, solo cuenta con un trabajador formalmente registrado.