industria

  • Gremio industrial señaló que para para alcanzar meta que se ha fijado el Gobierno el próximo año, es necesario que en el corto plazo se den medidas específicas para la reactivación de la manufactura y la competitividad del país.

Lima, 07 de agosto de 2017.- La Sociedad Nacional de Industrias considera positivo el enfoque optimista del Mensaje Presidencial en materia de reconstrucción nacional y reactivación económica, así como el anuncio de medidas para cumplir estos fines.

“Resaltamos el destrabe de megaproyectos de infraestructura como el Gasoducto del Sur, la Línea 2 del Metro y la ampliación del Aeropuerto Jorge Chávez; el incremento de la inversión pública en obras como agua, saneamiento y vivienda; la progresiva mejora en la seguridad ciudadana; y los proyectos de ley alcanzados al Congreso” mencionó el presidente de la SNI, Andreas von Wedemeyer.

El titular del gremio sostuvo que alcanzar la meta de crecimiento económico de más del 4% para 2018 planteada por el Gobierno, en un entorno interno y externo aún complejo, es imprescindible para generar empleo formal y reducir la pobreza.

Para ello, son indispensables medidas que reactiven la industria e impulsen la competitividad del país y que estuvieron ausentes en el mensaje presidencial, aseveró el presidente de la SNI, al remarcar que la manufactura aporta el 13% del PBI nacional, constituyendo uno de los sectores de mayor peso en la producción total del país.

“Solo se puede crecer sostenidamente como nación si es que tenemos una industria competitiva que impulse y articule el crecimiento del resto de sectores productivos, para lo cual se debe revertir los casi 4 años de recesión que registra”.

“Creemos que los anuncios del Mensaje deben ser complementados con la urgente implementación de los aportes para la reactivación industrial, alcanzados al Gobierno por la SNI en diversos foros durante el último año, eventos en los que participaron diversos ministros de Estado”, afirmó Von Wedemeyer.

Precisó que las medidas pendientes deben enfrentar: a) una legislación laboral que no promueve el empleo formal; b) un régimen tributario que desincentiva la inversión; c) sobre-regulación que restringe el crecimiento empresarial; d) baja productividad (por ejemplo, pobre infraestructura); y e) competencia desleal (subvaluación y dumping, entre otros).

La industria está lista para contribuir con el proceso de reconstrucción del Niño Costero y el crecimiento del país, por lo que la SNI confía en que se preste la debida atención a este sector. “Planteamos que el Gobierno ejecute en el corto plazo medidas específicas pendientes que permitan reactivar la industria y, así, alcanzar la meta de crecimiento proyectada”, afirmó Von Wedemeyer.