SONY DSC

  • Carencia de reformas pro competitividad, casos de corrupción y crisis política afectan la inversión.

Lima, viernes 13 de octubre de 2017. Este 2017, la inversión privada caerá por cuarto año consecutivo; acumulando un retroceso de 12% en los últimos cuatro años. Una situación no ocurría desde la crisis financiera internacional de 1998-2001, advirtió la Sociedad Nacional de Industrias.

El gremio señaló que este escenario es preocupante pues el desarrollo que alcanzó el Perú en las últimas décadas se dio principalmente gracias a los altos índices de inversión privada que registrábamos, lo que contribuyó a reducir significativamente la pobreza y a lograr mayor bienestar para la población. Sin embargo, añadió la SNI, la tendencia ahora es negativa, lo que impactará en la economía y la calidad de vida de la población.

La SNI explicó que el comportamiento negativo de la inversión privada está asociado fuertemente con una disminución de la confianza empresarial, la cual cayó 4% en el periodo 2013-2017, registrando un índice de 57% en el trimestre junio–agosto de 2017 (solo 57 de cada 100 empresarios esperan que su sector mejore en los próximos tres meses).

El gremio industrial recordó que, en el Reporte de Inflación (setiembre, 2017), el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) pronosticó una caída de 1% en la inversión privada para este 2017; además, el ente emisor proyectó que la inversión directa extranjera (IDE) en nuestro país disminuirá en 4% este año, con lo que registrará una caída acumulada de 20% desde el 2015.

“Existe una estrecha relación entre la confianza empresarial e inversión privada: el fortalecimiento de la confianza impulsa la inversión, mientras que el debilitamiento de las expectativas empresariales reduce la inversión privada, como ocurre en el Perú desde el 2013”, señaló.

Por ello, sostuvo el gremio, es fundamental fortalecer la confianza, ya que la inversión privada representa el 80% de la inversión total del país y el 91% de empleos del Perú (más de 14,5 millones de puestos).

Para la SNI, la delicada situación actual de la inversión privada es consecuencia de la histórica carencia de reformas en aspectos clave para la competitividad, inacción que reduce el atractivo del Perú como destino de inversión y deteriora la confianza empresarial.

Recogiendo datos de la ONU, el gremio reveló que nuestro país solo recibe 40 centavos de dólar por cada US$ 100 de Inversión Directa Extranjera (IDE) en el mundo; y es la economía que recibe menos IDE entre los cuatro socios de la Alianza del Pacífico (12%), cuando economías como Colombia y Chile reciben casi el doble (23% y 19%, respectivamente). 

“Mientras muchos países con los competimos realizan reformas, en el Perú factores claves para la inversión como las regulaciones laborales y tributarias, el sistema judicial y la infraestructura, no han sido atendidos de forma eficaz por el Estado, reduciendo la confianza del inversionista (micro, pequeño, mediano y grande), a lo que se suman los recientes episodios de corrupción y de crisis políticas”, afirmó la SNI.

 

PERÚ: INVERSIÓN PRIVADA Y CONFIANZA EMPRESARIAL

unnamed2

Nota: La confianza empresarial se mide por el índice de expectativas empresarial a 3 meses sobre su sector (% de encuestados que tienen expectativas positivas para su sector).  Fuente: Reporte de Inflación Set. 2017, BCRP.