• Discurso del presidente de la SNI
  • III Simposio de Pesca y Acuicultura 2017
  • Sitio principal de Simposios (2015 – 2017)

Señor Héctor Soldi, viceministro de Pesca y Acuicultura del Ministerio de la Producción.

Señor Alfonso Miranda, presidente del Comité de Pesca y Acuicultura de la Sociedad Nacional de Industrias.

Señoras y señores:

En nombre de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) les doy la más cordial bienvenida al III Simposio Internacional de Pesca y Acuicultura para Consumo Humano, que hoy se inaugura, deseándoles a todos ustedes que sean provechoso para sus actividades.

El 16 de octubre se celebró el Día Mundial de la Alimentación tanto en el Perú como en el resto del mundo. Fue una oportunidad para que todos renovemos nuestro compromiso de reducir el hambre que afecta a millones de personas en el planeta, y el Perú no es una excepción, pues todavía mantiene elevados índices de pobreza, anemia y desnutrición crónica infantil. Por cierto, el Programa Mundial de Alimentos se ha fijado como meta para el 2030 el “Hambre Cero”.

Mientras muchos países carecen de recursos para alimentar a sus poblaciones, en el Perú ocurre lo contrario y, prueba de ello, es la riqueza hidrobiológica que se encuentra en nuestros mares y el potencial para la acuicultura que ofrecen prácticamente todas nuestras regiones.

Se anuncia que este año se extraerán 5 millones de toneladas métricas de anchoveta, lo cual está muy bien, pues genera un importante impacto en el Producto Bruto Interno y, por tanto, en el crecimiento de nuestra economía. Ciertamente, casi el íntegro de estas 5 millones de toneladas se convertirán en harina y en aceite de pescado de exportación para satisfacer los requerimientos de otros países.

Dentro de este contexto, la SNI no puede permanecer pasiva ante la urgente necesidad de que el actual gobierno corrija lo que los anteriores no han hecho y es que, en cumplimiento de la Ley General de Pesca, se priorice la pesca para el consumo humano directo y se den las normas necesarias para el desarrollo de este importante sector.

El mar peruano posee mucha mayor riqueza que el chileno y ecuatoriano, países que exportan 6 mil millones de dólares y 4 mil millones de dólares respectivamente en productos pesqueros y acuícolas para el consumo humano, mientras que el Perú solamente exporta mil millones de dólares. Esto es, sin duda, un contrasentido.

Es hora de establecer una verdadera transformación en la pesca que, sin desatender la producción de harina y aceite de pescado donde somos los campeones mundiales, nos fijemos claras metas para, en los próximos años, triplicar nuestras exportaciones y duplicar el número de empleos que acoge la pesca de consumo humano.

Los planteamientos ya están formulados:

1) Que las empresas de consumo humano accedan a sus materias primas, especialmente la anchoveta, mediante
embarcaciones propias.

2) Que se mantenga el actual régimen laboral para la acuicultura y se promueva un régimen tributario similar al que
tiene la agroindustria.

3) Que se combata efectivamente la pesca ilegal de nuestros recursos por parte de embarcaciones extranjeras y la
competencia desleal de plantas ilegales de consumo humano.

4) Que se eliminen los sobrecostos y exceso de tramitología que afecta al sector.

5) Que se realice, por lo menos, un crucero al año en todo el litoral para estimar la biomasa de la pota, que es el
principal recurso.

Los temas están planteados; esperemos que la pesca de consumo humano se incorpore a la agenda del gobierno y juntos podamos diseñar las estrategias para su desarrollo sostenible, en beneficio del país, la seguridad alimentaria, la generación de empleo y valor agregado.

¡Muchas gracias!

Presidente de la Sociedad Nacional de Industrias.
Andreas von Wedemeyer.

Simposio
Sitio web
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube