COMUNICADO: SNI propone agenda mínima para la generación de empleo y reactivación económica

El crecimiento del 1.7% alcanzado en el primer semestre del año nos obliga a concertar políticas para poder alcanzar un aumento del PBI de 4% en este segundo semestre, cifra necesaria para obtener por lo menos un 3% de crecimiento en el 2019.

El país no puede dejar de generar empleo formal, y menos permitir que 315 mil peruanos se incorporen a los que ya tienen ingresos por debajo de la línea de pobreza. Aún estamos a tiempo para adoptar medidas que reactiven la economía, preserven los empleos y las empresas, asegurando que el país no se paralice frente al difícil contexto internacional y la incertidumbre en el ámbito interno.

El sector empresarial apoya el Plan de Competitividad y Productividad, así como otras medidas de generación de empleo formal y reactivación económica, por ello, bajo estas consideraciones, proponemos la adopción de políticas anti cíclicas, reactivadoras y concertadas:

1. Acción directa del Estado en la fijación de metas que eleven la Inversión Pública en sectores intensivos en generación de empleo. La ejecución del Plan de Infraestructura, priorizando la constitución de las Oficinas de Gestión de Proyectos (PMO), ampliándose el modelo para Obras públicas y Asociaciones Público Privadas (APP), y Obras por Impuestos, como medidas de reactivación y generación de empleos, especialmente en zonas de influencia de los proyectos mineros, con el objetivo de llegar lo más pronto posible a las comunidades.

2. Potenciar el uso de Obras por Impuestos (Ley N° 29230), a fin de que los gobiernos regionales, locales o universidades puedan estar concentrados en la lucha contra la pobreza extrema, desnutrición infantil, salubridad, proyectos de uso del agua, salud, entre otros, con participación del sector privado a través de una Mesa de Trabajo y Ejecución bajo dirección del MEF y Proinversión, permitiendo movilizar fondos para el desarrollo inmediato en las regiones en forma rápida y transparente, generando atención a las necesidades urgentes de la población y uso de la mano de obra local en el interior del país.

3. El contexto internacional ha generado una caída de nuestras principales exportaciones no tradicionales en el mes de junio. Sectores intensivos en empleo experimentado caídas en sus niveles de exportación como el sector textil (-7.4%), pesca para consumo humano (-13.8%), metalmecánica (-22%) entre otros sectores y caminan hacia un mayor deterioro dada la realidad de los mercados. Se requiere bajo estas consideraciones una medida extraordinaria y temporal sólo por 2 años, como fue aplicada en el contexto de la crisis del 2008, al elevar el nivel del drawback al 8% para preservar empleos y capital productivo.

4. Ampliación del plazo de vigencia de la Ley de Promoción Agraria, ampliando sus beneficios para la acuicultura, forestal, turismo, industria de transformación del algodón e industrias que generen encadenamiento productivo con el sector minero, minerales no metálicos y siderurgia, asociando su desempeño con los parques industriales y zonas especiales.

5. Desarrollo del crédito y ampliación de garantías para las pequeñas y medianas empresas, potenciando el Fondo Crecer y sacando adelante el Fondo de capital emprendedor, buscando ampliar el otorgamiento de garantías para el cumplimiento de contratos y créditos productivos. Acceso a las empresas e industriales a nuevas formas de financiamiento a través del fortalecimiento del Factoring, leasing, micro seguros y del uso de las garantías mobiliarias.

6. Fortalecer mayor acceso de las Pymes a las Compras Estatales, activando Núcleos Ejecutores con participación de los gremios empresariales a fin de asegurar la contratación de la Pymes en las compras del Estado.

7. Simplificación del Régimen Tributario, que facilite las actividades productivas y comerciales, eliminando trabas e inoperatividad de los regímenes actuales.

8. Promover la educación dual, de tal forma que el modelo SENATI se expanda en todas las actividades productivas.

9. Establecer un sistema de depreciación desacelerada en 2 años por la nueva inversión en maquinaria y equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 1 =

X
X