Contrabando genera pérdida de más de cinco mil millones de dólares en los últimos ocho años

  • Desde 2010, la pérdida por contrabando registra una tendencia creciente de 12%.

  • Ingreso de productos contrabandeados no solo afecta a la recaudación tributaria, sino también a la industria formal, y pone en riesgo la salud pública. 

Lima, 8 de setiembre del 2019.- En los últimos ocho años, las arcas del Estado peruano perdieron más de cinco mil millones de dólares como consecuencia del ingreso ilícito de productos a nuestro territorio, cuya cifra evidencia una tendencia creciente del contrabando de 12% desde el 2010, según cifras oficiales de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat), informó la Comisión de Lucha contra el Contrabando y Comercio Ilícito de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI).

La comisión técnica de la SNI explicó que el impacto fiscal al Estado es exactamente de US$ 5 mil 059 millones en comercio ilegal de cigarrillos, licores, plaguicidas, entre muchos otros, que ingresan a nuestro país sin que los dueños de estos productos realicen el pago de los derechos aduaneros y otros impuestos que corresponden a este tipo de mercancías. 

“Para el 2018, la Sunat estimó en US$ 596 millones el nivel de contrabando en el Perú, mientras que el impacto fiscal generado por este monto estimado fue de US$113 millones. No obstante, el daño a la industria y al país, es mayor pues mantiene la cadena de informalidad comercial, laboral, y la pérdida tributaria que tiene el Estado por esos productos y el consumo que estos generan”, manifestó la Comisión de Lucha contra el Contrabando y Comercio Ilícito de la SNI.

El ente técnico del gremio industrial resaltó que la entrada de productos ‘piratas’, de pésima calidad, no solo afecta a la recaudación tributaria del Estado, sino que también ataca la competitividad de la industria formal porque genera una competencia desleal entre aquellos que sí pagan sus impuestos y los que no; y lo más peligroso aún, muchos de estos productos, al no cumplir con los controles y no pagar los tributos correspondientes, ponen en riesgo la salud pública.

En ese sentido, la SNI señaló que es necesario una activa ejecución de operativos previa coordinación entre la Policía Nacional y el Ministerio Público, con la finalidad de identificar y desbaratar a las organizaciones criminales que se dedican a esta ilícita actividad. “La labor que está desempeñando la Policía y la Fiscalía es clave para enfrentar el contrabando”, remarcó la entidad industrial. 

Asimismo, la comisión de la SNI señaló que la Sunat advirtió que una de las principales causas para el ingreso de contrabando es la diferencia de precios entre el producto formal e informal, cuya situación se comprueba con el rubro de los cigarrillos, pues de acuerdo a cifras de Euromonitor, la diferencia entre el impuesto selectivo al consumo aplicado a  los cigarrillos en Bolivia es 75% menor al aplicado en el Perú, lo que resulta un incentivo importante para la ejecución del comercio de estos productos ilegales.  

Puntos de ingreso del contrabando 

La Comisión de Lucha contra el Contrabando y Comercio Ilícito de la SNI detalló que el ingreso fraudulento de mercadería al Perú se da principalmente por Puno, siendo que el 41% de los productos de contrabando entran a través de la frontera con Bolivia; y el 28% pasa por el puerto del Callao, es decir, uno de tres productos de contrabando ingresan por el puerto.

Entre los productos con mayor nivel de contrabando están los cigarrillos (que ingresan por Callao y por la frontera con Bolivia, Ecuador y Colombia), plaguicidas (por la frontera con Bolivia y Ecuador), y licores (particularmente por Zofratacna).  

Para tratar la problemática del contrabando, recientemente en La Paz, los gobiernos de Perú y Bolivia y representación de la SNI se reunieron en la Comisión Bilateral de Perú-Bolivia, cuyo evento es realizado anualmente, a fin de exponer la situación de ambos países en torno a este delito, analizar avances en la lucha contra este ilícito y proponer acciones que  lo combatan. 

Es preciso indicar que las cifras otorgadas por la Sunat no considera los montos perdidos por otros tipos de delito aduanero como son la subvaluación arancelaria o también denominada “contrabando técnico”, que se presenta cuando los productos pagan impuestos menores a los que les corresponden (caso de textiles, cerámicos, materiales eléctricos y metalmecánica); ni la venta de productos adulterados (caso de alcohol) o de falsificación (caso de farmacéuticos). 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 2 =

X
X