fbpx

SNI: Nuevo régimen de depreciación acelerada reactivará la inversión productiva

  • Tasa de depreciación de maquinarias se eleva de 10% al 20%, y de los equipos de procesamiento de datos del 25% al 50%. Para edificios y construcciones, se aplicará un 20% (hoy es 5%) a inmuebles dedicados a la producción de rentas de tercera categoría.
  • Medida nos equipara a otros países de la Alianza del Pacífico que fomentan la renovación de activos e incentivan la renovación tecnológica; y además, facilita el teletrabajo en tiempos de COVID-19.

Lima, 14 de mayo de 2020.- El presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Ricardo Márquez, afirmó que el nuevo régimen especial de depreciación acelerada reactivará la inversión productiva al disminuir la carga tributaria por la adquisición de maquinarias, equipos y toda nueva inversión realizada en el transcurso de los ejercicios fiscales 2020 y 2021; según la propuesta impulsada por el gremio industrial. Esta medida también permitirá que las empresas puedan adecuarse más fácilmente a la modalidad de teletrabajo pudiendo depreciar en dos años los equipos de tecnología adquiridos, resaltó Márquez.

El titular de la SNI señaló que el Decreto Legislativo N° 1488, publicado el 10 de mayo, establece un régimen especial de depreciación y modifica los plazos de depreciación para los contribuyentes del Régimen General del Impuesto a la Renta. Esto, a partir del ejercicio gravable 2021 y respecto de equipos de procesamiento de datos, maquinaria y equipos, así como de vehículos de transporte terrestre adquiridos en los ejercicios 2020 y 2021.

Explicó que un punto importante de esta norma es que se ha elevado la tasa de depreciación de las maquinarias de 10% al 20% y de los equipos de procesamiento de datos del 25% al 50%. Además, indicó que en el caso de los vehículos usados en transporte terrestre de pasajeros, la tasa se elevó de 20% a 33.3%; y en los vehículos híbridos o eléctricos de 20% a 50%, lo que fomentará la inversión productiva y renovación tecnológica.

Asimismo, en el caso de edificios y construcciones, se aplicará un 20% (hoy es 5%) a aquellos inmuebles dedicados a la producción de rentas de tercera categoría y siempre que la construcción se inicie desde el 1 de enero del 2020 hasta el 31 de diciembre del 2022.

“Esta medida nos equipara a otros países de la Alianza del Pacífico que tienen tasas de depreciación similares y regímenes especiales que fomentan la renovación de activos e incentivan la renovación tecnológica lo que permite dar una mayor productividad a las empresas”, sostuvo el líder industrial.

Respecto a las maquinarias, el incremento de la tasa permitirá que las empresas puedan renovar sus activos, adaptándose a la tendencia mundial de automatización de este tipo de bienes.

X
X